La fuerza de los contenidos digitales en la sociedad actual

El impulso de la lectura digital viene marcada por el precio de los contenidos digitales. Como publicamos hace unos meses llevamos 10 años de controversia en torno al IVA del libro electrónico y parece que desde la semana pasada las noticias cada vez son mejores ya que desde el Parlamento Europeo se votó a favor de aplicar un IVA reducido a los libros y prensa digital, como ocurre con los de soporte físico, tal y como se había propuesto anteriormente a la Comisión Europea.

Nuestra manera de consumir contenidos digitales ha cambiado totalmente en los últimos años con lo que es difícil de entender que contenga el mismo gravamen un contenido digital que impreso. Con lo que esta nueva opción que se ofrece desde la Comisión Europea hace que el mercado digital vaya en aumento y que tanto usuarios como instituciones incrementen la adquisición de los mismos.

La tecnología acompaña y permite que el disfrute de estos contenidos sea mucho más fácil que hace unos años y que se pueda leer, escuchar y ver desde cualquier lugar en todo momento y desde cualquier dispositivo, sin dobles registros y sin costes para el usuario final. Este hecho hace que el hábito lector no se pierda sino que se traslade de entorno, un entorno donde ahora están los usuarios.

En este sentido, las bibliotecas son uno de los principales agentes del impulso de la lectura digital proporcionando al usuario estos contenidos de una manera gratuita y evitando así que el mismo recurra a otras opciones no legales como es el caso de la piratería. Ellas son las impulsoras del fomento de la lectura en papel y ahora en digital, facilitando a todos sus usuarios este acceso independientemente de donde se encuentren los mismos. La lectura a través de aplicaciones con DRM reducen considerablemente la piratería y hacen que el usuario sea un usuario consciente de lo que cuesta el acceso a estos contenidos.

Son múltiples los beneficios de la lectura en digital y cada vez más organizaciones, empresas e instituciones se han unido y aliado con empresas tecnológicas que les han permitido y permiten incorporar en sus estrategias la gestión de contenidos digitales para ofrecérselas a sus clientes y usuarios. Por ejemplo, Iberia desde el año pasado ofrece el acceso a contenidos digitales a través de una biblioteca digital como la que podemos ver en esta noticia de su web.

De momento nos acogemos a las buenas noticias europeas aunque por parte del Gobierno de España aún no sabemos qué medida adoptará pero estamos seguros de que finalmente seguirá la normativa europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *