Competencias digitales jovenes

Competencias digitales en niños y jóvenes

La lectura digital es una realidad en nuestros días.

Puede que no lo parezca, si sólo ponemos la mirada en los resultados de encuestas e informes sobre preferencias e índices lectores, o en los datos de producción editorial digital. Pero si observamos las cifras de adopción de nuevas tecnologías y consumo de contenidos online, vemos que muestran una pronunciada línea ascendente. Esta realidad es más evidente entre los niños y los jóvenes, que han nacido rodeados de pantallas en las que consumen contenidos digitales a diario, cada vez desde más temprana edad.

En este contexto, se mantiene una vehemente batalla entre lo impreso y lo digital, en la que los partidarios de una y otra alternativa enarbolan las ventajas de la opción preferida y proclaman a los cuatro vientos las debilidades de la denostada. Un dilema que es necesario superar para poder enfocar el interés en conocer los cambios, en establecer relaciones entre el presente y el pasado de cara a entenderlos, y estar mejor preparados para afrontarlos.

El reto es formar lectores competentes, que conozcan y se muevan con soltura entre todo tipo de contenidos, acostumbrados a leer en distintos formatos, avezados en surcar diferentes vías y canales, preparados para saltar de uno a otro cuando la lectura lo precise. Lectores capaces de descifrar todo tipo de códigos, de comprender los mensajes que nos transmiten, de enjuiciarlos y ser críticos con ellos.

Los niños y los jóvenes leen y lo hacen con pasión y sin prejuicios. Pero además de lectores de contenidos en papel, son espectadores, internautas, usuarios de contenidos digitales. Y debemos tener muy presentes estos hábitos de consumo a la hora de trabajar y fomentar la lectura entre ellos.

La alfabetización digital ha de dejar de ser una asignatura pendiente o supeditada a iniciativas con carácter puntual, que distan de ser suficiente para el desarrollo de habilidades que permitan a los lectores enfrentarse a la lectura digital de forma autónoma y crítica, en estos momentos en los que, además, está teniendo lugar una proliferación de propuestas de lectura digital de índole tan variada.

Hay muchas cuestiones a tener en cuenta en relación con lectura digital y el público infantil y juvenil. Desde aspectos con carácter práctico como qué dispositivo utilizar o qué lecturas proporcionar a otros más teóricos relativos a las implicaciones de este tipo de lectura. Pero la lectura digital ha venido para quedarse, y puede ser una gran aliada en la superación de barreras de la lectura y en su promoción, y evitar que la brecha digital agrande aún más las diferencias en cuanto a competencias y oportunidades entre distintos sectores de la población.

Artículo escrito por:

Elisa Yuste

Elisa_YusteEs Licenciada en Filología Inglesa e Hispánica por la Universidad de Salamanca. Máster en Edición, Literatura Infantil y Juvenil, y Lectura. Postgrado en Liderazgo y Gestión de Equipos, y Protocolo y Organización de Actos.

Ha trabajado en el ámbito de la educación, la edición y la traducción. Entre 2003 y 2013, trabajó en la Fundación Germán Sánchez Ruipérez; primero en el equipo del Centro de Documentación e Investigación en Literatura Infantil y Juvenil; entre 2006 y 2012, como coordinadora del Área de Promoción de la Lectura; y en el último periodo, como responsable de los Observatorios de Materiales de Lectura para Niños y Jóvenes y de Promoción de la Lectura con Niños y Jóvenes.

En la actualidad trabaja como consultora y formadora en el ámbito cultural, editorial, bibliotecario y educativo.

web www.elisayuste.com 

 

6 respuestas a “Competencias digitales en niños y jóvenes”

  1. Una reflexión muy acertada, es imprescindible que desde la educación publica y privada se facilite el acceso a contenidos digitales en los distintos formatos a sus alumnos. No es una lucha solo de libro físico-electrónico también en educación se necesitan audiolibros, vídeos, píldoras formativas, juegos educativos….. es importante también acostumbrar a los alumnos a respetar los derechos de los autores.

  2. Respecto a las nuevas experiencias sobre lectura digital que podemos trasladar a los niños las bibliotecas públicas hace tiempo que venimos tomando conciencia de ello y algunas hemos venido apostando por proporcionar nuevos recursos digitales. Un claro ejemplo es la llamada Biblioteca Tumblebooks que prestan algunas bibliotecas públicas de este país gracias a la financiación facilitada por la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria del Ministerio de Educación, cultura y Deporte.

    Se trata de un recurso online muy popular en bibliotecas y centros educativos de Estados Unidos y Canadá dirigido a primeros lectores que ofrece acceso a una colección de libros electrónicos interactivos ideales para afianzar los hábitos lectores entre los más pequeños. Como decimos es un claro ejemplo del nuevo modelo de lectura interactiva que combina texto, imagen y sonido. Además al tratarse de una colección multilíngüe, en español, francés e inglés, es de gran ayuda para la práctica de otros idiomas.

    Desde la página web de la Biblioteca Provincial de Huelva ofrecemos acceso abierto a cualquier usuario clickando en el siguiente enlace: http://www.tumblebooks.com/library/auto_login.asp?U=huelva&P=libra&lang=sp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *